A Cuban Love Story

Escrito el 03. sep, 2007. Por , en Culturales

(publicado por Diario Las Américas)

http://sairinyeri.files.wordpress.com/2006/11/pareja.jpg

Perdonen los puristas del idioma castellano, pero considero útil que el título de esta viñeta periodística sea en inglés, pues el documento original fue escrito en ese idioma. Así sea en honor merecido a los dos personajes de la historia: Emilia Luzárraga  y Lino B. Fernández.
Hoy queremos compartir con el amigo lector un libro maravilloso de supervivencia, que todo cubano que aspire a vivir en una sociedad civilizada bajo las normas de un Estado de Derecho, debería leer en silencio reflexivo, para entender que quedan reservas de amor suficiente para reconstruir a Cuba en libertad, en respeto ajeno y en dignidad humana.

Aunque el sistema comunista imperante en Cuba haya generado un estado férreo de control, de encarcelamientos y de odios hacia el ciudadano común que no comparta su ideología  estalinista,  eso no ha sido óbice para que el amor en lo más íntimo de la naturaleza del ser humano no haya crecido en el corazón de la mayoría del pueblo cubano, amantes del  decoro y de  la libertad:
El libro a que hacemos referencia es una historia de amor que muestra a Emilia, una linda mujer universitaria y a Lino, un joven médico cubano. Ambos decidieron formar una familia en 1958, pero a su vez no dudaron en luchar con un compromiso válido por rescatar el proyecto democrático que generó el proceso revolucionario de 1959, para evitar que el comunismo se apoderara de Cuba.
 Los elementos gráficos y literarios que se perciben en esa  historia de amor infinito que los dos protagonistas se han profesado desde que se conocieron, se acaba de plasmar en el libro “A Cuban Love Story” de la excelente periodista y escritora Kay Abella.
Cuando Emilia y Lino optaron por no abandonar la isla, mientras enviaban a sus hijos para el exterior con los abuelos, demostraron una absoluta confianza de amor entre ambos, que pone en evidencia positiva que el núcleo familiar posee  suficientes valores morales intrínsecos para salir victorioso de esa crisis de desintegración que agobia a muchos moralistas  y sociólogos del mundo contemporáneo.
Pero en el libro de Abella sobre la historia que reseñamos hay una sugerencia estupenda de ese amor apasionado por la pareja, que tanto Emilia como Lino se profesaron con pasión infinita.
Con admirable sinonimia, la autora del libro logra que los protagonistas, Emilia y Lino, terminen siendo el reflejo de tantos otros cubanos que han luchado y luchan heroicamente por poner fin a la dictadura de Fidel Castro en la isla cubana, en  busca de que renazca la democratización cierta, libertaria y conciliadora.
Hoy a casi cinco décadas de la decisión de Emilia Luzárraga de permanecer lo más cerca posible de su esposo Lino Fernández, entonces al comienzo de cumplir una larga condena de diecisiete años en las prisiones castristas; y de la decisión de ambos de enviar a los hijos al exterior para que fueran educados y cuidados por los padres de Emilia, todo aparenta haber sido una decisión de dimensiones muy intensas y dolorosas, pero correcta de acuerdo a sus resultados éticos.
También en el libro en cuestión, “A Cuban Love Story”, se expresa en forma muy didáctica y humana los hondos sufrimientos en las prisiones castristas que padecieron cientos de miles de hombres y mujeres cubanas por los maltratos, las torturas y los fusilamientos frecuentes a jóvenes inocentes.
La autora del libro, con una magia muy creativa y sensible, usa como argumento desencadenante de su libro de amor, la historia de Lino Fernández, este joven médico-psiquiatra, alto dirigente del Movimiento de Recuperación Revolucionaria, y de su abnegada esposa Emilia Luzárraga, que lo sacrificaron todo con un coraje poco común por mantenerse cerca uno del otro hasta el final del largo presidio del primero.
La historia de amor, para dar margen a que el amigo lector tenga la oportunidad de leer los entresijos del libro, concluye en la residencia actual de Emilia y de Lino en la ciudad de Miami, que los muestra plenos de felicidad, rodeados de sus hijos, nietos y amistades.
Pero claro, del rostro de ambos no se puede borrar ese dejo peregrino de tristeza infinita por los años duros de la prisión y por la distancia lacerante  de sus hijos.
Hoy todo aparenta QUEDAR ATRAS como LA NOCHE famosa de aquel libro inolvidable de Jan Valtin, pero las heridas del alma están siempre presentes como recordatorio de una memoria perpleja que no puede borrarse fácilmente.
A  los curiosos amantes de la literatura, les aconsejo que no dejen de leer el libro “A Cuban Love Story” de la escritora Kay Abella.                                                                                           Un buen documento literario para comprobar cómo esta pareja de cubanos pudo subsistir los embates criminales y abusivos del comunismo castrista. 
Y como el amor, cuando es puro y transparente, no puede ser derrotado por la peor de las tormentas.

Artículos relacionados

  • No se encuentran artículos relacionados

4 Comentarios a “A Cuban Love Story”

  1. Miriam Cardet

    04. sep, 2007

    Esta sera una de las tantas historias que le ha tocado vivir al pueblo cubano. Cuantas Emilias y cuantos Linos han pasado por la tristeza de separarse de sus hijos. Te parte el corazon leer esto. Bello articulo.
    Gracias, amigo.
    Miriam

  2. Maria Teresa Villaverde Trujillo

    05. sep, 2007

    Miriam:
    No solo leer el articulo es suficiente. Le sugiero leer el libro.
    Es hermoso. Yo estoy terminando de leerlo y los interpretes merecen esa atencion.
    Maria Teresa

  3. Alberto Müller

    05. sep, 2007

    Gracias Miriam:
    Conocer a Emilia y a Lino es acercarse a la Cuba que cree en la libertad.
    Cariños
    AM

  4. Alberto Müller

    05. sep, 2007

    Amiga María Teresa:
    Coincido plenamente contigo, el artículo es sólo un medio para estimular la lectura del libro, que es maravilloso.
    Afectos
    AM