Oswaldo Payá habla del Proyecto Varela

Escrito el 04. jun, 2002. Por , en Entrevistas

(entrevista realizada por Alberto Muller y publicada el martes 4 de junio del 2002 en el Diario Las Américas y trasmitida por Radio Martí)

-Oswaldo, después del apoyo indirecto que ha recibido el Proyecto Varela del presidente George W. Bush, en su discurso celebrando el centenario de la República de Cuba; y de los apoyos directos del presidente Vaclel Havel; del ex-presidente Jimmy Carter; del senador Bill Nelson de La Florida; de todos los países de la Unión Europea; de casi todos los grupos disidentes y de Derechos Humanos dentro de Cuba y de organizaciones de prestigio del exilio cubano, todavía hay sectores honestos en el escenario cubano, tanto en intramuros como en la diáspora, que miran con escepticismo al Proyecto Varela.

-¿Cómo tú explicarías el Proyecto Varela para estos sectores que se oponen a él ?

“El Proyecto Varela tiene dos dimensiones fundamentales: Podemos hablar primero de una dimensión técnica, que implica una petición ciudadana apoyada en la Constitución donde se piden cambios en las leyes para garantizar derechos que no tienen leyes complementarias o que simplemente no se respetan por las leyes vigentes.

EL Proyecto Varela pide derechos que pertenecen al ser humano y que no podemos practicar en Cuba, es decir pide derechos reconocidos universalmente. Y además, pone en manos del pueblo la decisión de la consulta popular como un ejercicio en un momento de crisis y ante una necesidad vital de cambios para Cuba.

También el Proyecto Varela tiene una segunda dimensión liberadora. Y esto es un paso que debe dar cada cubano venciendo el miedo, el escepticismo…participando como protagonista del cambio…y luchando contra todo ese ambiente que oprime y que trata de impedir que el ciudadano tenga este gesto liberador.

Cuando iniciamos esta estrategia del Proyecto Varela vimos esta dimensión liberadora que se plenifica en el hecho de que miles de personas ya estén dando este paso, que implica que están comenzando los cambios.

Tengamos presente que el sistema que ha regido los destinos de Cuba durante las cuatro últimas décadas…ha creado una cultura del miedo, de la dominación, de la simulación y de la opresión increíbles.

Cuando una persona se suma y da este paso de incorporarse al Proyecto Varela, lo da a pesar de este ambiente represivo”.

-¿Oswaldo, tiene la ley socialista la capacidad para transformar un proceso totalitario del miedo y la represión, como el imperante en Cuba, en una dinámica liberadora ?

“El sujeto o el protagonista es el ciudadano, el ser humano, no es la ley. La ley fue concebida como un esquema formal de un régimen de fuerza, donde el poder central y su máximo dirigente actúan con un poder ilimitado. Y eso se hizo cultura política con todos los mecanismos para que ese poder se realice en cada momento más allá y por encima de la ley.

Por lo tanto no hay confianza en la ley. Sin embargo hicieron una Constitución que tiene muchos lazos para atrapar al pueblo y para que el pueblo no pueda ejercer sus derechos ni reivindicar su soberanía. Pero dentro de esa misma ley imperfecta dejaron estructuras de derecho que permiten iniciar los cambios desde la ley e inclusive poder cambiar la Constitución posteriormente.

Claro, esto va más allá de lo técnico constitucional, porque el régimen se apoya en el propio ambiente de miedo que ha creado para desalentar al ciudadano. Ahora, algunos que han criticado al régimen por violar los derechos, se están fijando en lo accesorio del Proyecto Varela y hay que decir que el Proyecto Varela no está renunciando a ningún derecho…”
-¿Qué explica que a Oswaldo Payá se le hayan permitido la entrega de las firmas y que la entrega se haya certificado en la sede de la Asamblea Nacional ?

“Bueno sería sano recordar que desde 1990 cuando hicimos un primer llamamiento al diálogo nacional, mi casa fue asaltada y saqueada. Vivimos durante más de 8 años en una casa rodeada, vigilada y asediada permanentemente, que más que casa parecía un exilio interno, con un mural pintado con chapapote en sus paredes exteriores, que decía que Paya era un gusano agente de la CIA. Mis hijos han crecido mirando su casa como algo anormal.

El proceso de recogida de firmas, donde cientos de ciudadanos han sido maltratados, amenazados, dejados sin trabajo por sumarse al Proyecto Varela es hermoso y significativo.

Cuando Oswaldo Paya, Rey Iglesias, Antonio Díaz, Oswaldo Alfonso y Ruiz Pitaluga llegamos a la Asamblea Nacional, llevábamos la acción y la voluntad liberadora de miles de cubanos. Me es muy difícil explicar las intenciones del gobierno y meterme dentro de su lógica, pero créanme también es muy difícil matar por la fuerza una acción cívica que tiene toda la fuerza moral y que demuestra la determinación de soportar cualquier violencia, venga de donde venga, para llevar el Proyecto Varela en forma pacífica hasta sus últimas consecuencias.Y creo que esto ya es un logro del pueblo cubano”.

Alberto, yo cambiaría la pregunta.

¿Cómo el pueblo logró llegar a la Asamblea Nacional y que las firmas fuesen certificadas ?

“Es verdad que nos permitieron llegar allí y entregar las firmas. Y los cubanos logramos que el Proyecto Varela se recibiera y se certificara. Y eso convierte el Proyecto Varela en ley. Y esto es positivo aún en medio de toda la represión existente.

Creo que hay un reconocimiento por la razón que sea, que el Proyecto Varela viene del pueblo y no se puede aplastar como se han aplastado tantos anhelos a través de tantos años. Y en esto está influyendo el momento histórico que estamos viviendo, pero al mismo tiempo hay que decir, que ese momento histórico lo está construyendo el pueblo. Lo estamos construyendo los que hemos dado este primer paso”.

-¿Oswaldo a qué se debe el silencio del gobierno sobre el Proyecto Varela ?

“Yo creo que el gobierno tendrá que hablar, tendrá que hablar, pues esto no es como otras noticias donde los protagonistas están en otras latitudes. O se pueden silenciar. En Cuba se habla en las esquinas sobre el Proyecto Varela y sobre las más de 10 mil firmas. Y las personas han descubierto a través de un presidente extranjero que vino de visita a Cuba, que su Constitución le da algunos derechos. Pero nada de esto sería noticia, si en Cuba no existiera una angustia y una necesidad de cambios urgente.

Y al hablarse de derechos, del Proyecto Varela, de un camino para el cambio, millones de cubanos se han sintonizado con eso.

Por lo tanto un proyecto de ley no puede ser escondido de esa manera y esto no puede ser escamoteado. Yo pienso que el silencio pueda ser también parte de una reflexión que deben estar haciendo muy seriamente por parte del gobierno.

También ya vienen anunciándose o conociéndose maniobras, reuniones en algunos sectores del Partido Comunista a nivel de barrios, reuniones en determinados círculos para desinforma, inclusive para coaccionar directamente o indirectamente. Pero no son más que ensayos que deben convencerlos y que sólo los pueden llevar a gravísimas contradicciones…

El Proyecto Varela tiene un mensaje muy claro para el gobierno, porque si miles de cubanos desafiaron los riesgos que sabían que tenían y si firmaron en medio de la represión existente, es porque hay una determinación y una voluntad de lograr esos derechos y esos cambios. El silencio sería como tapar una olla de presión con un ladrillo”.
-Oswaldo la amnistía que plantea el Proyecto Varela distingue entre los presos con antecedentes de violencia física y los que no.

¿No es este un punto débil del Proyecto Varela ?

“No, yo creo que es un punto muy coherente y muy realista, porque en primer lugar el proceso cubano en el año 2002 no es el proceso de Chiapas ni el de Colombia. Si usted habla como habla el Proyecto Varela y lo redactamos con plena conciencia de lo que hacíamos, no de presos violentos excluidos, sino que no hayan atentado directamente contra la vida de otras personas.

Nosotros por encima de conceptos y hasta de posiciones, defendemos a las personas. Ese es nuestro primer principio, la persona como hija de Dios en toda su dignidad. Y cuando hablamos de los prisioneros políticos cubanos, en casi su totalidad, están presos por defender pacíficamente los derechos humanos. Por lo tanto no estamos hablando en Cuba en el año 60 ni en el 70 ni siquiera en el 90”.

-¿Quiénes son esos prisioneros políticos violentos ?

“Es decir que hayan caído presos por motivos políticos y que hayan atentado contra la vida de otras personas, pues sabemos que hay dos o tres personas a las que no condenamos, sólo decimos <en este primer momento>, ya que el Proyecto Varela es el primer paso para la transición. Y en este primer momento, lo más justo, creemos, es que se liberen a las personas que están presas por defender los derechos de todos, porque cuando entramos a los casos de las personas, las pocas, que están presas por atentar contra la vida de otros, ya el asunto es más relativo y hubiese tenido mucha más discusión, que la que tiene ahora este punto, porque hay dolientes y hay sangre y porque hay puntos de vista de parte y parte.

Por ejemplo qué hacemos con los responsables del crimen del avión de Barbados o con los responsables del crimen del remolcador o del crimen de las avionetas de Hermanos al Rescate o del crimen del Puente Canimar.

No vamos a paralizar la necesidad de los cambios en Cuba, donde toda la sociedad cubana asumirá el diálogo para enfrentar el desafío del perdón, de la reconciliación y de la justicia.

Es cierto que la dimensión de la violencia es importante, pero no puede ser más importante que la dimensión de la libertad que merecen todos los cubanos ahora mismo, sobre todo nuestros hijos y la nueva generación que no tienen responsabilidad en esa herencia.

Esa distinción alrededor del tema de la violencia es dar un primer paso, pues sin haber libertad de expresión, de asociación, hablar de una decisión tan dramática, tan polarizada, hubiese paralizado la liberación de todos los presos de conciencia.

No estamos excluyendo a nadie ni tampoco los estamos absolviendo, porque no somos jueces ni fiscales, es el pueblo el que decidirá cuando esté en condiciones de expresión libre.Y fíjense en la experiencia de otros países, como esos procesos jurídicos han sido posteriores al proceso de cambios y del recuentro con los hermanos exiliados.

De una manera más clara, la violencia sea con la intención que sea, cometida por algunos, no puede castigar a un pueblo entero que es ajeno a esa violencia y es inocente”.

-¿Oswaldo esta pregunta es una objeción que repiten algunos críticos del Proyecto Varela y es que los derechos humanos de un pueblo no se discuten en referéndum ?

“Que Constitución del mundo no ha sido sometida a referéndum, los derechos de todos los países están en las leyes o no están en las leyes. Creo que están en las leyes que son votadas y aprobadas. Se está confundiendo y trasponiendo el orden de los valores y de los derechos al orden de los procedimientos y la formalidad y de la organización en una sociedad.

Pero aquí hay algo más, en Cuba hoy no se respetan nuestros derechos, con referéndum y sin referéndum. El referéndum no es el que define si tenemos o no derechos, el referéndum lo que refleja es que la mayoría del pueblo de Cuba jamás ha renunciado a esos derechos.

Como dice el gobierno cubano, que el pueblo escogió este sistema. Y como el gobierno tiene la única voz y el pueblo no tiene voz, estamos en este círculo vicioso, por lo tanto el referéndum es una salida vertical. Y lo dice mucha gente en el mundo, que habla de nuestra auto-determinación y por eso la consulta es lo más digno que podemos hacer, al pedir el referéndum”.
¿Oswaldo esta pregunta es otra objeción de algunos que dicen que el Proyecto Varela es inconstitucional, por qué la Constitución vigente en Cuba tiene un marco represivo carente de libertades ?

“Yo preguntaría a los que objetan, con todo respeto, que si esta Constitución tiene contradicciones, y es evidente que las tiene, el pueblo no tiene esas contradicciones. Y donde dice en el Capítulo uno, que Cuba es un estado socialista de trabajadores para el disfrute de la libertad política, nosotros decimos, que queremos esa libertad política.

Y donde dice que la soberanía reside en el pueblo, nosotros decimos que queremos esa soberanía y que queremos ejercer esos derechos. Es decir, nosotros no estamos respaldando ni refrendando esa Constitución, ni siquiera discutiendo la Constitución. Nosotros estamos diciendo que tenemos derechos por ser seres humanos, pero además la Constitución los anuncia y si los anuncia, ese es un camino para recuperarlos.

Porque los otros que objetan son los mismos que dicen que en Cubas no hay nada que hacer mientras viva Fidel Castro y así se convierten sin quererlo, en los mejores aliados del régimen. Esas objeciones lo que hacen es paralizar toda iniciativa del ciudadano, como el Proyecto Varela. Y nosotros rechazamos el sentarse a esperar en una resignación deformada y rechazamos el mito que no hay nada que hacer. Las referencias nuestras son muy diferentes, nuestras referencias son liberadoras, nuestro punto de referencia está en esa vocación de libertad que Dios sembró en el hombre y que va por encima de esos mitos…

¿Cómo se puede garantizar que la consulta que propone el Proyecto Varela no sea manipulada por el gobierno ?

Subestiman al pueblo cubano, al pensar que un movimiento social como es el Proyecto Varela, que es capaz de colectar las firmas y de continuar esta campaña, porque queremos cambios en Cuba en forma pacífica y que el pueblo quede en control de la sociedad en forma soberana, esto pueda frenarse. No proclamamos una ruptura ni un enfrentamiento, que haga sufrir a la mayoría del pueblo cubano. Repito, subestiman al pueblo, que gradualmente va a lograr que este Proyecto sea discutido, sea exigido y sea conocido por todo el pueblo.

Pienso primero, que no vamos a atribuir intención de trampa ni de mala voluntad, pero tampoco la vamos a permitir ni admitir. Si hemos luchado pacíficamente por lograr el referéndum, lucharemos también pacíficamente con total intensidad por reivindicar lo que el pueblo exprese libremente. No es tan fácil pasar gato por liebre al pueblo cubano en un momento histórico como este”.

¿Oswaldo si se realiza la consulta imparcial con veedores internacionales y el gobierno la ganase, esto no legitimaría los 40 años de represión y violaciones de los derechos humanos en Cuba ?

“Cuál es el problema, como se va a legitimar una tiranía después de 40 años. La falta de derechos, la descristianización, la degradación moral, la injusticia social, el sufrimiento de un pueblo, alguien lo puede legitimar. Ningún mecanismo, ninguna teoría ni esta generación puede legitimar la pérdida de liberta, esto es un pensamiento vicioso y negativo. El hecho y el problema es que tenemos una tiranía, que de por sí, es ilegítima.

Ahora, si hay quien piensa que la mayoría de este pueblo quiere este régimen, así sin derechos, entonces me pregunto, POR QUÉ son opositores ?

Óigame, si yo pensara eso, no sería opositor y estaría viviendo en Alaska”.

¿El gobierno cubano argumenta que los promotores del Proyecto Varela están financiados por la CIA y por el gobierno de los Estados Unidos ?

“Mira Muller, los que sí están financiados en el mundo son las balas, las bombas, la violencia, el terrorismo y a veces hasta con fuentes deplorables, como el narcotráfico y las drogas. Pero una campaña cívica realizada entre la pobreza, donde muchas de estas boletas venían entre ropa vieja, entre un puñado de frijoles, donde muchas madres, mujeres, jóvenes, ancianas, padres de familia, sabían a lo que se arriesgaban, esto nadie lo puede financiar. Ese es el último argumento que le queda al gobierno, decir que el deseo de los cubanos de vivir como seres libres es algo financiado desde afuera…

No nos preocupan estas calumnias, lo que sí es financiado desde afuera, es este régimen que recibe cerca de MIL millones de dólares del exilio, a costa del trabajo de nuestros hermanos del exilio, que para aliviar los sufrimientos de sus familiares, envían ese dinero. Nuestra lucha no se puede financiar, no es financiable, porque se hace por el esfuerzo de todas nuestras familias. Lo que sí está financiado en Cuba son los viven bajo la corrupción del gobierno, que mientras tienen miles de dólares como empresarios ricos, le siguen dando un discurso ideológico al pueblo, mientras lo maltratan.

El que si financió muchos años a este régimen fue la Unión Soviética, que nos llevó a la ruina y a la pérdida de la soberanía y hasta en la propia Constitución estaba el nombre de la Unión Soviética. Por eso el Proyecto Varela es cubanísimo como Félix Varela”.

¿Oswaldo, la visita del presidente Carter a Cuba implica una disposición del gobierno a iniciar un proceso de cambios o es una jugada para mejorar su imagen ?

“No sé si una u otra cosa, pero lo cierto es que abrió una puerta para que entrara una persona como el presidente Carter, que es un símbolo de derechos humanos en el mundo. Y esa persona ha puesto su visita y su voz a disposición del pueblo cubano. Y si a él le abrieron una puerta, se pueden abrir otras puertas”.
Oswaldo, hoy tenemos la noticia que el presidente Vaclav Havel de Checoeslovaquia ha declarado que el Proyecto Varela le recuerda la Carta de los 77, que aceleró la transición hacia la libertad en ese país. ¿Te consideras un Havel en Cuba ?

No, sinceramente no me miro como un personaje de la dimensión del presidente Havel y voy a ser todavía más sincero y no es falsa modestia, sí estoy totalmente concentrado y empleando toda mi energía en manos de Dios, para lograr que este proceso se produzca por el bien de todos los cubanos. Lo hago con mucha pasión, en esto va mi vida, la tranquilidad de mi familia no es un juego y si algo puedo decir: es que estoy viviendo momentos muy difíciles, pero muy hermosos, junto a mis compañeros y por eso no se me ocurre compararme con la personalidad del presidente Havel.

Si creo que Havel tiene muchas experiencias para sintonizar con el Proyecto Varela y con nosotros, pero sin ser el único, tiene todas las capacidades para descubrir que en Cuba ya comenzaron los cambios, cada pueblo por su propio camino logra sus cambios”.
Oswaldo al exilio llegó la noticia que Vladimiro Roca recién liberado de su injusta prisión se reunió contigo y ha apoyado al Proyecto Varela. ¿Es cierto?

“Sí, fueron expresiones públicas de apoyo al Proyecto Varela, que ya había hecho estando en prisión. Vladimiro es una persona con mucho coraje y salió de la prisión irradiando mucha paz. Y es alentador que un hombre como Vladimiro haya tenido esa opinión”.
Hay algunos grupos dentro de Cuba y uno de ellos es una supuesta organización Joven Cuba, sin vínculos reales con la Joven Cuba del exilio, que sorprendió a todos por su crítica feroz al Proyecto Varela. ¿Conoces a este grupo ?

“Algunas personas dentro de Cuba ha dedicado todo su tiempo, no a criticar al Proyecto Varela, que sería lícito, sino a difamar con toda su energía, a alinearse con el gobierno, en una forma muy desleal. Y tengo que decir con toda claridad, que si respetamos la diversidad y el derecho a criticar el Proyecto Varela, no admitimos, porque también tenemos derechos, a aquellas personas que han empleado toda su energía en dividir y atacar la esperanza del pueblo. Prefiero no extenderme en este tema, para no entrar en detalles de tantas bajezas y difamaciones, que no son propios de nosotros”.

¿Oswaldo la Iglesia Católica cubana ha apoyado el Proyecto Varela ?

“Cuando se habla de la Iglesia Católica usted está hablando de mi también, porque yo no soy la Iglesia, pero soy Iglesia, como lo son muchas religiosas y religiosos, algunos laicos, personas que han estado junto a nosotros con su aliento y su solidaridad.

Además en la Iglesia encontramos la fuente de inspiración, que es el evangelio y Jesucristo que es la Iglesia, ha estado caminando con nosotros por las calles todo este tiempo.

Tengo que decir que la jerarquía, categóricamente no ha apoyado el Proyecto Varela, más bien se ha mantenido distante y reticente. Nosotros enviamos el proyecto en una reunión de la Conferencia de Obispos Católicos y una carta personal para todos los obispos. Nunca se han dado por enterado de esa carta, pero nosotros no hacemos política dentro de la Iglesia, eso sí, a Jesucristo y al evangelio, nadie nos lo puede quitar.
¿Oswaldo cuál ha sido el papel que ha desempañado la diáspora cubana en el Proyecto Varela ?

“La diáspora cubana, ese pedazo de nuestro pueblo disperso por todo el mundo y que está mirando siempre hacia Cuba, con el corazón siempre en nosotros, ha sido un componente que no podía faltar. Siempre pensamos en el Proyecto Varela junto a nuestro pueblo disperso, y tengo que decir que no hubiese sido posible, sin su impulso moral.

Primero por el aliento de los Guías Espirituales del Exilio en esa expresión ecuménica y solidaria que nos han ofrecido tan generosamente. Ese apoyo nos hizo sentir fuertes espiritualmente, porque cuando un cubano se duele fuera de Cuba, nos duele a nosotros también en intramuros. Por eso somos un solo pueblo y una sola esperanza”.
¿Qué le puedes decir a todos los sectores honestos que se han opuesto al Proyecto Varela en un momento en que es evidente que el mismo ha tomado vuelo con los apoyos internacionales que ya ha recibido ?

“Primero, .todos mis respetos y todo mi reconocimiento, inclusive quiero decir que esa crítica, no importa con lo pasión que se haya podido expresar y ser, es una contribución a este proyecto.

Yo no veo al Proyecto Varela como un proceso triunfando sobre sus adversarios, porque esos críticos también son cubanos que tienen pleno derecho a emitir su opinión. Y con sus críticas han enriquecido al Proyecto Varela. El Proyecto Varela no es un fin, es un medio. Y es sano que personas de buena voluntad y honestas hayan exigido coherencias y lealtades, que nos han ayudado a descubrir imperfecciones y reconocer limitaciones de un Proyecto que no defendemos a ultranza. Y les pedimos en esa intención suprema, que no depongan sus posiciones ni supriman las críticas, sino que en ese objetivo por realizar cambios en Cuba, integremos fuerzas en esta campaña por el referéndum.

Quizás sin esas críticas sin esas luces, que nos recuerdan que no tenemos el monopolio de la verdad, no hubiésemos sido capaces de reorientar el Proyecto Varela como lo hemos estado haciendo.

Por lo tanto nuestra mano amigo y nuestro abrazo solidario para todos. Y vamos a caminar juntos con la misma dignidad por una Cuba que alcance su libertad. Y que todos los cubanos alcancen sus derechos”.

Artículos relacionados

  • No se encuentran artículos relacionados

Un comentario a “Oswaldo Payá habla del Proyecto Varela”

  1. Perla Marina Alcober

    26. nov, 2007

    Muller, creo que su blog es muy interesante (aunque esta palabra es un lugar común) ya que amplía el espectro de los blogs sobre “el tema de Cuba”, tan manoseado, aprovechado y manipulado en muchísimas ocasiones.
    ¿Pudiera señalarme a qué dirección electrónica le puedo escribir con mayor detalle?
    Gracias.