Monologo con Yolanda (Novela)

Escrito el 22. ago, 2007. Por , en Libros

Un comentario del autor:

Pienso que el ser humano nace con el talento de la palabra para buscar y decir su verdad.
Esta es mi verdad, que prefiero que sea imaginaria.
Y gracias a Dios.

Dedicada:

A Tensy, mi adorada esposa, que con su cariño ha estimulado esta maravillosa locura de convivir con los protagonistas de la novela.
A mi hijo Ernesto, con el inmenso amor y con la sencilla aspiración de que sea bueno y justo.
A mi hija Yolanda, ese personaje de hondura y belleza que llena mi alma.
A mi hermano Juan Antonio, guía de mis actos.
A mi hermano mayor Pancho, recientemente fallecido y al que siempre tuve que querer en los misterios de la distancia.
A mis Padres, que recuerdo con infinito cariño.

http://www.terrorfileonline.org/es/images/thumb/96px-Alberto_Muller_Quintana.jpgAlberto Muller nació en el barrio del Cerro, La Habana, Cuba.
Por intentar que la revolución cubana no se apartara de sus postulados democráticos, fue condenado a padecer los rigores de 15 años de prisión.
Comenzó sus quehaceres de escritor y periodista, dirigiendo el periódico TRINCHERA en la Universidad de La Habana. Desde hace veinte años es columnista del Diario Las Américas. Ha escrito en el Universal de Caracas. El Nuevo Día de Puerto Rico, el Nuevo Herald de Miami y las revistas Marie Claire, Hombre de Mundo, El Disidente e Industrias de la Cámara de Industrias en Guayaquil.
En 1981 publicó sus primero libro de poemas, TIERRA CONDENADA. En 1982 su libro de cuentos, TODOS HERIDOS. En 1984 su libro de ensayos periodísticos, CUBA ENTRE DOS EXTREMOS. En 1985 publicó su segundo libro de poemas TIERRA METALIZADA.

En 1985 su primera novela, MONOLOGO CON YOLANDA, una pieza literaria que va de lo simbólico a lo humano, en un dramático relato muy cercano al realismo mágico:

(Extractos de la novela…)

Unos dicen que fue un poderoso temblor de tierra, que quebró la vieja intención de Dios por un hacer un mundo tranquilo y apacible…

Qué triste es no tener un poco de la sombre de las plantas que crecieron con uno desde la infancia…

http://content.answers.com/main/content/wp/en/c/c6/Cristo_Velázquez_lou2.jpgDurante el trayecto traía el testículo aguantado en su mano ensangrentada. Iba seguro. Parecía un Cristo crucificado por los testículos…

 Sólo el abrazo dramático y eucarístico con el intento suicida tuvo un sentido de vida…

Cuando una madre muere, desaparece esa sombra jovial y tierna que nos cobija desde que nacemos…

Quedamos entonces el arbitrio del viento y del polvo…

http://www.elateje.com/0203/lib013-Varela.jpg

 También escribió el ensayo sobre El Proyecto Varela en el año 2002.
   

Reseña de: EDICIONES UNIVERSAL, Miami, Florida

Artículos relacionados

  • No se encuentran artículos relacionados

Un comentario a “Monologo con Yolanda (Novela)”

  1. Oriol Tremoleda, escolapio

    26. may, 2009

    Mi querido Alberto Müller: Desde la lejana Barcelona, España,
    un abrazo. Han pasado años y años cuando nos encontramos en los Escolapios de Guanabacoa. Pero el recuerdo magnífico de Alberto Müller lo llevo dentro. Aprovecho esta ocasión para repetirte que te admiro, te quiero y te mando un saludo a tu familia. Soy ya ahora un anciano sacerdote. Me alegra leer tus escritos. Que el Señor te bendiga toda tu familia. Te quiere, Oriol