Crece exigencia judía por liberación de Alan Gross

Escrito el 12. nov, 2012. Por , en Noticias

Más de 500 rabinos, procedentes de 36 estados norteamericanos y otros once países, enviaron una carta al gobernante cubano Raúl Castro, en la que expresan su profunda preocupación por la salud del ciudadano judío estadounidense Alan Gross, encarcelado en la isla.

La misiva enviada a través de la Sección de Intereses de Cuba en Washington destaca que, desde su detención, Gross ha perdido 105 libras, padece artritis degenerativa, y tiene ademas una masa de tejido blando detrás de su hombro derecho que, según el Doctor Alan R. Cohen, puede representar un tumor maligno en un adulto que ha perdido mucho peso.

La carta apunta asimismo que la madre de Gross de 90 años, también tiene un cáncer terminal de pulmón y desea desesperadamente ver a su hijo antes de morir.

Ante estas circunstancias, los rabinos instan al gobierno castrista a liberar a Gross por razones humanitarias. Los firmantes reclaman que, si el gobierno de Cuba persiste en mantenerlo encarcelado, al menos un médico de su elección pueda evaluarlo y tratar cualquier problema de salud que pueda estar padeciendo.
 

Artículos relacionados

  • No se encuentran artículos relacionados

2 Comentarios a “Crece exigencia judía por liberación de Alan Gross”

  1. Elena Muller Garcia

    12. nov, 2012

    Ayer, saliendo del Kravis Center en West Palm Beach, al terminar el concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, había un señor portando una publicación de "Friends of the Cuban Five." No ví a nadie prestarle atención, sino que le pasaban por el lado y seguían su camino hacia el area de estacionamiento. Yo me le acerqué y le dije, "I am not a friend of the Cuban Five; I am Cuban and I am a friend of Alan Gross, the Jewish man who is unjustly imprisoned in Cuba."  El amigo de los Cuban Five me contestó: "Well, there was no evidence against the Cuban Five and there was evidence against Alan Gross." Dejé ahí la conversación, pues por dentro me estaba sintiendo que me sulfuraba, como se suele decir. Y, continué con mis pensamientos argumentando con el Friend of the Five y conmigo misma. Por qué conmigo? Porque no he hecho nada por Alan Gross. Y me pregunté: Qué  se puede hacer. Por eso me alienta el enterarme hoy que estos 500 rabinos están abogando por Alan Gross. Pero a ellos se debe de sumar miles de personas más,  sobre todo nosotros,  los cubanoamericanos. Hay manera de hacerlo?

  2. Vicente R. Gutiérrez

    13. nov, 2012

    Acabo de leer la pequeña historia de Elena Muller. Me parece muy clara y correcta su intervención. Yo tampoco conocía a fondo al señor Alan Gross, que al parecer los 500 rabinos están muy preocupados por la salud actual de su patriotismo y están abogando por dicho rabino preso en Cuba.
    Por otra cara de esta historia, me llama la atención de los 5 Cubanos que llevan algunos años presos en Estados Unidos. El gobierno de los Hnos Castro quieren desde hace tiempo sacar a uno como mínimo, pero seguramente los cinco que están presos desde hace unos años, con una excepción de uno que logró un permiso hace poco para irse a Cuba y asistir creo que a una boda de un sobrino. No estoy muy seguro, pero sí hubo un episodio así.
    Si el ser humano Alan Gross está padeciendo ya una enfermedad que necesita atención médica a fondo, cuál tiene que ser el camino por ambas partes?
    Confiamos surjan las actitudes y acciones por ambas partes!
    Saludos, Vicente R.
     
     
     
     
     
    .