Cuba no quiere a Cabello en la presidencia de Venezuela

Escrito el 07. ene, 2013. Por , en Noticias


 

La oposición venezolana hizo un llamamiento para protestar por la decisión de las autoridades chavistas de que Chávez -conectado a un respirador artificial y con un coma inducido- permanezca como presidente activo sin traspasar el mando al presidente de la Asamblea Nacional, como establece la Constitución.

El pueblo debe “prepararse para salir a protestar y rebelarse por lo que significa un incumplimiento de la Constitución”, declaró al canal privado Globovisión Julio Borges, diputado y coordinador nacional de Primero Justicia, el partido del principal líder opositor, Henrique Capriles.

“Estamos preparando toda una batida para ir a instancias, países, embajadas, organizaciones afuera para que ellos sepan que están torciendo la Constitución por un problema interno”, añadió Borges.

Según Borges, “existe una regla muy clara en la Constitución: cuando el presidente electo no puede presentarse -lo deja más claro tratándose de una falta absoluta-, le toca entonces a la otra persona electa popularmente, que es el presidente de la Asamblea Nacional” asumir.

El vicepresidente Nicolás Maduro ha dicho que Chávez, hospitalizado en Cuba desde hace más de tres semanas, tomará posesión para su tercer mandato de seis años cuando esté en condiciones, ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La Carta Magna establece que el presidente debe tomar posesión el 10 de enero ante la Asamblea Nacional y que ante una situación “sobrevenida” puede hacerlo ante el TSJ, sin fijar fecha.

“Si ellos no tuvieran tantos conflictos internos no habría la desconfianza de dejar al señor Diosdado Cabello [presidente de la Asamblea Nacional] encargado de la presidencia”, aseguró Borges.

“Tiene que haber entendimiento, diálogo, cumplimiento de la Constitución y resplandor de la verdad” entre los seguidores de Chávez, pero Maduro y Cabello “llenan su propia incapacidad y falta de liderazgo apelando al radicalismo, al miedo y al odio”, insistió.

Borges concluyó que “Maduro lidera un grupo dentro del PSUV empeñado en que Cabello no asuma la jefatura del Estado en caso de que Chávez no jure el próximo jueves el mandato presidencial 2013-2019, que ganó en los comicios del pasado 7 de octubre”.

“El miedo que le tiene Maduro a Diosdado Cabello es de tal magnitud que no se atreve siquiera a dejarlo encargado, porque asumiendo Cabello el Ejecutivo, piensan que no los ratificará en las posiciones que tienen”, insistió Borges.

Este miedo “entre ellos mismos, entre fracciones del PSUV -prosiguió-, nos parece verdaderamente cruel que esté sucediendo justamente en el momento en que el presidente está enfermo”.

“Nosotros como Unidad nunca hemos tenido duda de que el presidente sigue siendo presidente después del 10 de enero, eso nunca ha estado en cuestión, lo que sí hemos puesto en duda es que si el presidente no puede venir a su juramentación sea Nicolás Maduro, que ya pertenecería al gobierno anterior, quien siga siendo vicepresidente”, aclaró Borges.

Insistió en que “lo que toca por la Constitución es que no estando el presidente a quien le toca sustituirlo es a la otra persona elegida por votos que es el presidente de la Asamblea”.

Artículos relacionados

  • No se encuentran artículos relacionados

Un comentario a “Cuba no quiere a Cabello en la presidencia de Venezuela”

  1. Jose Heredia

    08. ene, 2013

    No veo claro en el articulo el asunto de que Cuba no quiera a Cabello.
    Preguntandole a algunos venezolanos que conozco me han dicho que el asunto radica en que Cabello es considerado militar-burges. es decir es un problema de origen social y actitud politica , asi como que Cabello tiene mas historia que Maduro. como dicen los venezolanos que conozco .."Maduro es el discipulo mas querido de Chavez aunque sin historia politica que lo destaque como posible lider.
    En mi opinion la Oposicion tiene la oportunidad de identificarse con Cabello desde el punto de vista social y no desde el punto de vista ideologico en un afan de lograr la unidad nacional y situar a Maduro como divisionista que se ampara en el chavismo para no perder vigencia en el Gobierno. La actitud de la oposicion por la unidad nacional podria salvar a Venezuela del caos que crearia el vacio de Poder.