Orquesta Sinfónica de Cuba en gira por EEUU

Escrito el 08. nov, 2012. Por , en Noticias

 

Por primera vez en sus 52 años de existencia la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba realiza una gira por Estados Unidos como parte de un programa de “intercambio multicultural” con la orquesta de Florida.

Los 72 músicos de la orquesta dirigidos por Enrique Pérez Mesa ofrecen un concierto en el Teatro Mahaffey de St. Petersburg.

El debut del recorrido fue el  16 de octubre en Kansas City y han pasado por Ames (Iowa), Worcester (Massachusetts), Schenactady (Nueva York), en la Universidad Kean (Nueva Jersey), y también en Daytona Beach, St. Augustine y Naples (Florida).

Cuando el periplo concluya la semana próxima en West Palm Beach, la orquesta habrá recorrido en total más de 9 mil kilómetros. “Siempre fue mi sueño”, dijo al periódico The Tampa Tribune Pérez Mesa, quien ya había estado en mayo en Tampa pero para conducir la Orquesta de Florida.

Para el concierto de este miércoles, la orquesta cubana planea tocar la “Obertura Cubana” de George Gershwin y su famosa “Rapsodia en Azul”, así como entre otras “La Comparsa” de Ernesto Lecuona y piezas de danzón, jazz y guaguancó.

Según Jose Valiente, que preside el comité de Cuba para la Orquesta de Florida, “los cubanos en la isla no quieren otra cosa que ser amigos de EE.UU. y la música es un lenguaje universal que todos tenemos en común”.

Artículos relacionados

  • No se encuentran artículos relacionados

Un comentario a “Orquesta Sinfónica de Cuba en gira por EEUU”

  1. Elena Muller Garcia

    12. nov, 2012

    Leí esta noticia justo a tiempo para poder comprar una entrada e ir al último concierto en el Kravis Center en West Palm Beach. Estuvo muy bueno. Lo primero que tocaron fue el "Star Spangled Banner" y me emocionó de manera especial. También mucho me emocionó oir el himno nacional cubano – creo que lo único, además de la bandera,  que el castrocomunismo no ha cambiado. Me gustó mucho la Overtura Cubana de Gershwin, aunque una americana sentada a dos asientos del mio dijo que no le había gustado porque era muy disonante. Todo lo demás fue de su agrado, y el mío, especialmente para mí la Comparsa de Lecuona. El auditorium estaba lleno y todos- que parecían ser principalmente americanos  y cubanoamericanos que parecen ser americanos hasta que uno les oye hablar español,  aplaudieron efusivamente. Había algunos jóvenes, pero prevalecían las personas de mayor edad.