Descanse en paz Pepe Souto

Escrito el 27. nov, 2007. Por , en Sociales

 (publicado por Diario Las Américas)

 http://www.contactocuba.com/images/coffe.jpg

A casi 50 años de que el comunismo enterrara la pujanza de la empresa privada en Cuba, los resultados a la vista son que en la isla el caos productivo golpea todos los rincones de la vida nacional. Ni siquiera la producción de papa y azúcar es capaz de cubrir las necesidades del consumo de la población, lo que obliga a que el gobierno tenga que comprar, entre otros muchos renglones, estos productos en el exterior.
En medio de tantas noticias preocupantes por los altos precios del petróleo, la crisis de la vivienda en los Estados Unidos y el peligro que se cierne sobre Venezuela por las pretensiones dictatoriales de Hugo Chávez, y mientras Fidel Castro, anacrónico y senil, se despide del escenario cubano, acaba de fallecer en Miami el gran gurú del Café Pilón y uno de los exponentes más gráficos de la pujanza empresarial cubana, que emigró a Estados Unidos en 1960 buscando un escenario de paz y libertad para su familia, ante el terror y la persecución del régimen castrista.
Rememoro que mi padre me contaba en sus cartas, al inicio de mi largo presidio político en Cuba, que había hecho amistad en Miami con Pepe Souto, del café Pilón, pues le admiraba constatar el tesón y la confianza con que este hombre tocaba las puertas de las casas vendiendo los paquetes del Café Pilón, en esa fase inicial del negocio en el exilio.
Y eso se me grabó en la mente hasta que ya de regreso a Miami veinte años después, tuve la oportunidad de entrevistar a don Pepe sobre sus habilidades en el arte de la pesca. Creo que todavía el record del marlín más grande pescado en Miami, de 720 libras, pertenece a Pepe Souto con el capitán Nolo.
Pero en esta entrevista que menciono, antes de comenzar a hablar de sus pesquerías y un poco de su vida, Souto me comentó algo de su amistad con mi padre.  Y claro, esto me hizo reactivar aquellas cartas ya relatadas.
Recuerdo que me dijo:  “conocí a tu padre muy de cerca, cuando sufría horriblemente por la prisión política de sus dos hijos, pues ambos hablábamos bastante, mientras tocábamos las puertas casa por casa para vender nuestros productos, él con sus frituras caseras y yo con el café Pilón. Tiempos de esfuerzos que dignifican ante la desgracia de vivir lejos de Cuba. Pero debo decirte que la entereza de tu padre era admirable y siempre fue un ejemplo de fe para todos los que tuvimos el privilegio de conocerlo. Tu padre era un médico prestigioso en Cuba y no tuvo reparos en cocinar y vender frituras y croquetas para vivir decentemente en Miami, pues por su edad no podía revalidar su título profesional. Puedes sentirte muy orgulloso de él”…
Y me dije para mis adentros, ¿Qué más se puede escuchar sobre un padre? No lo sé, pero agradeceré de por vida ese comentario de este hombre amigo de mi padre, que acaba de fallecer.
Pepe Souto, oriundo de Sancti Spiritu, fue un hombre lleno de bondades y de espíritu empresarial. Las raíces del negocio familiar en convertir el grano de oro en café para el mercado popular surgen en Cuba desde 1901 con el Café Souto.
Al llegar don Pepe a Miami, con la ayuda de su hijo mayor José Enrique, lograron que un molino norteamericano les tostara el café estilo cubano. Y aquí precisamente comienza la proeza empresarial en el seno familiar, pues entre todos los de la familia, con apenas uno o dos empleados, preparaban los paquetes del café y Pepe Souto iba tocando las puertas casa por casa para venderlos.
El éxito se alcanzó gracias al esfuerzo intenso y agotador de su esposa y tres hijos durante algunos años. Posteriormente se unieron al negocio los nietos mayores. En 1967 Souto adquirió la compañía Rowland Coffee Roasters; en 1974 compró las firmas del Café Estrella y el Café Ideal; y en el 2000 concluyó la adquisición del Café Tetley, que comprendía las marcas Bustelo, Oquendo, El Pico  y Medalla de Oro.
Todo este esfuerzo empresarial hoy tuesta más del 80 por ciento de todo el café expresso que se vende en los Estados Unidos y de acuerdo a estadísticas comerciales, en el año 2005, Rowland, la compañía de Pepe Souto y sus hijos, con más de 300 empleados generó ventas por un monto superior a los 70 millones de dólares.
De acuerdo a Florida Trend y Hispanic Business, la firma Rowland de don Pepe Souto y su familia se encuentra en la lista de las principales empresas privadas del estado floridano.
A su viuda Haydee, a sus hijos José Enrique, José Alberto y Ángel y al resto de la familia Souto, sirva esta viñeta periodística, que pretende honrar la memoria de un empresario cubano bondadoso que confió en Dios, en la libertad y en el núcleo familiar para superar la adversidad de un exilio inesperado y duro.
No olvidemos que aquel exilio primerizo de la década de los 60 de los cubanos en Miami y en los Estados Unidos, casi podríamos decir que el exilio de nuestros padres, carecía de un estamento social establecido y de las ayudas oficiales que actualmente existen. Fue un exilio realmente de enormes esfuerzos y sacrificios personales.
Descanse en paz Pepe Souto, ese amigo de mi padre, que me deja con su testimonio, el recuerdo más hermoso que pueda tener un hijo que quiere ser fiel a la memoria de ambos.

Artículos relacionados

  • No se encuentran artículos relacionados

5 Comentarios a “Descanse en paz Pepe Souto”

  1. s. subira

    27. nov, 2007

    Hermoso articulo donde lo personal trasciende al interes colectivo. Subira.

  2. Maggie Menocal

    27. nov, 2007

    Ya pocas cosas me hacen que se me humedezcan los ojos y se me estruje el corazón, y ésta ha sido una de ellas. Muy emotivo tu escrito que, al igual, me recordó los primeros tristes tiempos de mi padre en el exilio.
    Te felicito por tu In Memoriam.

  3. Alberto Muller

    28. nov, 2007

    Gracias Maggie y Subirá
    Pepe Souto es esa memoria histórica que alimenta el alma nacional cubana.
    Saludos
    AM

  4. Ernesto

    13. abr, 2008

    Interesado en obtener documentación de la familia Souto, a los que supongo emigrados del pueblo del Seijo (A Coruña-Galicia-España) a Cuba en el siglo XIX posiblemente.
    Estamos tratando de recuperar la historia de nuestra emigración y Souto oriundo del Seijo es uno de los personajes que ha dejado una profunda huella en este pueblo y se le recuerda aún en muchos hogares.
    En nuestra revista “A Tenecia” se recogen interesantes historias de la emigración a Cuba.
    Agradecería por ello cualquier información sobre Souto.
    Correo: elnaveiras@hotmail.com

  5. Alberto Muller

    15. abr, 2008

    Ernesto:
    He enviado este E-Mail a Ricardo Arregui, un amigo de los Souto, pues no tengo el E-Mail de ellos.
    Saludos
    Alberto Muller

    Estimado Ricardo:
    Te agradecería que enviaras este E-Mail, recibido en mi página WEB, a Jose Enrique y Jose Alberto.
    Aprovecho para saludarlos a ambos de mi parte.
    Afectos para ti
    Alberto Muller

    arregui@bellsouth.net